Barros Luco en el Vivaldi de Limache

El Vivaldi de Limache es uno de esos lugares que extienden esa inseguridad freudiana tan típica de la V región que se manifiesta en unos sánguches de dimensiones épicas, quizá para compensar no queremos saber qué. La gracia del Vivaldi es que es muy bueno.

El Vivaldi, en Limache.
El Vivaldi, en Limache.

La última visita al Vivaldi fue específicamente a sacarnos el antojo de Barros Luco, acumulado por más de un año de viaje fuera de Chile.Pedimos un Barros Luco gigante para dos personas. El maestro nos ofreció cortarlo en 4 o en 6 trozos. Seis es una buena idea.

Barros Luco cortado en seis trozos
Barros Luco cortado en seis trozos

Quizá un problema de los sánguches gigantes es que la altura del relleno sufre por la elevada superficie a cubrir. Una cosa que nos gustó del Vivaldi (además de los sánguches) es que la descripción es explícita: 250 grs. de carne y 200 grs. de queso. No llevamos balanza, pero no vemos por qué desconfiar. Un experimento que haremos con más hambre es el de comparar el gigante con el estándar.

Un trozo de Barros Luco
Un trozo de Barros Luco

Este gigante fue hecho con cariño por el maestro, queso bien trabajado, carne bien cocida, pan de vuelta y vuelta y vuelta en la plancha. Excelente. Sumado a eso el antojo acumulado y la simpatía de quienes atienden, hace que el Vivaldi sea uno de los locales de sánguches que nos gustan.

Acercamiento del Barros Luco
Acercamiento del Barros Luco

Vivaldi: Excelencia en el Sabor

Urmeneta 164
Limache
(56) – (33) – 374527

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>