Los peligros de un Barros Luco sin cariño

This entry is part 9 of 14 in the series Barros Luco

Fuimos a la Fuente Suiza justo antes de que cerraran, un lunes a las 23:45.

No fue la mejor idea.

Todo el mundo está cansado a esa hora y sólo piensa en cerrar. En consecuencia la dedicación –en forma totalmente comprensible– baja.

Barros Luco deprimido

Barros Luco con poco cariño

El pan, bien. La carne tibiona, y el queso mal derretido. No fue lo mejor.

La idea no es criticar, sino reflexionar sobre la importancia del cariño o al menos la dedicación. Es importante, creemos, poder ver al maestro o a la tía en acción., e idealmente establecer contacto visual y aprobar sus acciones en forma gestual, y luego agradecer siempre, alabar y sugerir cuando proceda.

El sánguche es a menudo una interacción entre quien lo prepara y quien lo consume. Hagamos de esa interacción algo bueno para ambos.

Cuando no se puede, no se puede no más.

Series Navigation<< Barros Luco con Tomate: quizá merece nombre propioBarros Luco de La Destilería >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>